In exponer fotografías fotografía familiar fotos

Como exponer fotografías familiares en casa

Desde siempre, la fotografía ha sido una forma de guardar momentos y recuerdos para siempre. El arte de poder inmortalizar imágenes reales al principio de su historia y debido al alto coste de su producción, era un lujo al que no todo el mundo podía acceder, no es algo extraño que nuestros padres o abuelos tan sólo tengan fotografías de momentos especiales de su infancia. 
La generación de los 80, nacimos en la era analógica, en la que tener una cámara era algo normal, pero no podías controlar el resultado hasta que no ibas a recoger las imágenes reveladas varios días después, por lo que en nuestros álbumes de la infancia podemos encontrarnos soplando la tarta de cumpleaños con un rayo de flash en la cara, la Nochebuena del 92 con los ojos rojos o cara de loco.

Hoy en día, nos encontramos en plena era digital, vivimos rodeados de dispositivos electrónicos, ni siquiera necesitamos una cámara al uso para realizar fotografías; ordenadores, móviles y tablets cuentan con su propia cámara fotográfica, por ello, podemos llegar a echar decenas de instantáneas al día.

Esta facilidad de poder retratar cualquier situación en cualquier momento puede hacer, no sólo que acumulemos muchísimas fotografías, sino también que acaben cayendo en el olvido.
Desde aquí reivindicamos la fotografía como capsula del tiempo para guardar momentos especiales, o no tanto, porque un momento de lo más costumbrista recordado años después puede despertarnos muchísimos sentimientos. En fin, no hace falta que expongas las fotografías importantes como hacia tu abuela, en marcos de plata sobre una consola de caoba, sino que puede integrarse en la decoración siendo elementos que destaquen y llamen la atención de aquel que te visite.


1 - Sobre el sofá:
El sofá es un mueble que usamos a diario. Nos sentamos tras un duro día de trabajo a relajarnos, ver la tv, leer. También es el primer lugar de casa donde solemos llevar a las visitas. Sobre el sofá nuestras fotografías tendrán el protagonismo que se merecen. Podemos darle un aspecto más casual sobre baldas estrechas como en la imagen de la izquierda o algo más ordenado calculando exactamente la composición, como en la de la derecha.


2 - Aprovecha los pasillos:
Al decorar nuestra casa tendemos a olvidarnos de los pasillos, pero las zonas de paso también pueden ser funcionales, en este caso pueden hacer la función de la perfecta galería de arte en la que exponer nuestras fotografías familiares.


3 - Composición en B/N:
Haciendo una composición de fotografías en blanco y negro lo que se logra es la sensación de unidad, es como convertir todas las fotos en una gran pieza
.

4 - XXL:
Ande o no ande, coche grande. Sin duda una forma de dar protagonismo a cualquier objeto es poniéndolo en tamaño grande, gigantesco, de forma que no pase desapercibido. Fotografías enormes o composiciones de techo a suelo son algunas de las formas de dotar a tu casa de la tendencia oversize.


5 - Asimetrías o formas:
A la hora de componer no es necesario ser racionalista, puedes crear formas o asimetrías según el espacio. Por ejemplo, en la primera imagen, una composición asimétrica sobre el sofá y en la segunda la composición en la pared de la escalera emula este elemento estructural, ambas ideas dotan al espacio de dinamismo.

Read More

Share Tweet Pin It +1

0 Comments

In asiento BFK Butterfly Grupo Austral piezas de diseño silla sillón sillón BFK sillón Butterfly

El sillón Butterfly


El sillón Butterfly o BFK es uno de los iconos del mobiliario de asiento del S. XX. Una pieza sencilla y a la vez muy atractiva, que encaja prácticamente en cualquier espacio.

Este sillón fue creado en 1938, en Buenos Aires, de la mano del grupo Austral, formado por tres arquitectos, a quienes debe su nombre “BFK" que son las siglas de los apellidos de los tres arquitectos que la diseñaron (el catalán Antonio Bonet y los argentinos Juan Kurchan y Jorge Ferrari-Hardoy) aunque también es popularmente conocida como "Mariposa" o “Butterfly” por su morfología que recuerda al poderoso y bello insecto.


El sillón Butterfly se inspiró en un asiento de origen italiano del siglo XIX, llamado  “La Tripolina”, una silla plegable de madera y cuero, creada por Joseph Beberly Fenby. De hecho, se llegó a acusar al grupo Austral de plagio, algo que los tres arquitectos siempre negaron. La realidad es que, casualidad o no, las similitudes son más que evidentes.


La Tripolina vs. BFK

Fue presentada en 1940, en el 3er Salón de Artistas Decoradores, en Buenos Aires, donde se la galardonó con el primer premio. Desde el año 1944 está expuesta en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, como parte de la colección permanente.

Su estructura la forman barras curvadas de acero y lleva una funda suspendida, en la versión original la funda es de lona o de piel, sin embargo, hoy en día y dado que no existe una marca que distribuya la original, sino que todo lo que encontramos a día de hoy en el mercado son interpretaciones o reediciones, se puede encontrar infinidad de tejidos y colores. Las medidas originales son: 71,5 cm (Ancho) x 75 cm (Fondo) x 93 cm (Alto) y el asiento se eleva a 31,5 cm del suelo.


La sencillez en su diseño y el limitado uso de materiales, uno para la estructura y otro para el asiento, hacen de este asiento una pieza atemporal, capaz de dotar de carácter y personalidad a estancias de diversos estilos. 



Más imágenes en nuestra carpeta Butterfly Chair de Pinterest

Read More

Share Tweet Pin It +1

0 Comments

In comedor comedor eclectico eclecticismo sillas

Mezclando sillas diferentes en el comedor. Claves para triunfar

Muchas de las tendencias que se ponen de moda en decoración deben su éxito precisamente al hecho de que parecen espontaneas, estilos o detalles que dan la impresión de no haber sido planificados y razonados pero que casualmente han quedado bien, de aire desenfadado, coqueto, etc. Pero lo que funciona siempre tiene una justificación, incluso en aquellos casos en los que se hace sin saber por qué, en ellos también se aplica inconscientemente la lógica.

Eso ocurre con una tendencia surgida hace pocos años derivada del Estilo Ecléctico, fundamentalmente se trata de mezclar en un mismo comedor diferentes sillas, y esta es sin duda, una gran idea si se hace de forma correcta, pero ojo, porque si no, puede dar sensación de desorden, caos, hasta de dejadez. Lo importante para que esta idea funcione, es que haya un hilo conductor, que no parezca que cada una de las sillas ha caído ahí al azar.

6 formas de crear un nexo combinando sillas diferentes en el comedor son:

1 –  Pintar diferentes modelos en un mismo color:
Una manera muy fácil, barata y rápida de darle sentido es pintando todas las sillas de un mismo color, uniendo modelos muy dispares pero todos lacados en el mismo tono de manera que se crea un eje de unión que da sentido al amueblamiento.


2 – Un mismo modelo, varios colores:
Esta opción es justamente la opuesta a la anterior. El mismo modelo de silla exactamente igual, pero en varios colores. En este caso, lo que hace que esta idea funcione es el diseño de la pieza, su silueta, el material. Dependiendo de la decoración del resto del comedor, podemos volvernos locos y que cada silla sea de un color distinto o jugar en unas mismas tonalidades, repetir, está opción deriva en varias posibilidades diferentes.


3 –  Dos modelos de silla diferentes:
Mezclar en un comedor dos modelos diferentes de silla, más nos llevaría al caos del que hemos hablado anteriormente. Que la repartición de los dos modelos sea equilibrada es parte de la gracia del juego, por ejemplo, en un comedor de 6 personas, 3 de un modelo y 3 de otra.


4 – Nota de color por contraste:
Otra forma muy original es romper la armonía del comedor, con una minoría de piezas que llamen la atención, rompiendo absolutamente con la armonía cromática del espacio. Básicamente, se trata de dar el toque de color.


5 – Contraste de piezas morfológica o cronológicamente antagónicas:
Combinar piezas modernas con clásicas o bien asientos de un estilo muy racionalista con otros de formas orgánicas. O algo tan simple como alternar sillas con un banco.

6 –  En un ambiente neutro, ¡libertad total!
Acabamos con la anarquía total, pero sólo es recomendable en espacios muy neutros.


Read More

Share Tweet Pin It +1

0 Comments

In curiosidades donde duermen los niños alrededor del mundo libro niños save the children Where children sleep

Where children sleep "Donde duermen los niños de todo el mundo"

La entrada de hoy, aunque no se trata de un tema de interiorismo al uso, es muy especial por su fondo social.

Where Children Sleep es el nombre de un libro realizado por el fotógrafo James Mollison. El libro contiene una colección de 112 fotografías de niños de todo el mundo y de sus dormitorios (o sucedáneos, en caso de que no tengan). El trabajo está patrocinado por “Save the children Italia” y su realización duró dos años. A las fantásticas fotografías, les acompaña un pequeño texto con la historia de cada niño y sus circunstancias.El libro está desarrollado para un público de cualquier edad, pero especialmente escrito para que los niños (de entre 9 y 13 años) lo puedan entender y puedan concienciarse sobre la desigualdad que hay en el mundo y lo diferentes que son sus vidas a las de otros niños.Cabe reconocer que al indagar un poco en el libro le pone a cualquiera los pelos de punta.





PODEIS VER EL LIBRO COMPLETO AQUÍ (en Inglés).
Vía: The Telegraph.
Este blog nació el 1 de noviembre de 2010, hasta 2015 se publicaron unas casi 500 entradas. En 2016, tras dos años de prácticamente inactividad total se decide poner el blog en cuarentena, privatizarlo y tras unos meses de rediseño y replanteamiento el 10 de octubre de 2017 se lanza de nuevo, empezando casi de cero. Se han guardado las entradas publicadas en la primera fase del blog para adaptarlas al nuevo estilo, pero hay un post muy especial de los inicios de Efter Stormen que me gustaría conservar, tal cual se publicó en noviembre del  2010 y es este Where children sleep.

Read More

Share Tweet Pin It +1

8 Comments

Follow by Email